Historia del Cacao

El árbol de cacao es originario de la Amazonia, América del Sur de donde se extendió a América Central. La historia del cacao se desarrolla en Centro América hace más de 2,500 años.

La palabra cacao proviene de la lengua indígena Maya cac que significa rojo, por el color de su mazorca y cau quiere decir fuerza y fuego. Los antepasados Mayas creían que el árbol de cacao era un regalo del Dios Quetzalcóatl o Serpiente emplumada. Al desarrollar el comercio, los mayas usaron las semillas del cacao como moneda.

A la llegada de los españoles hace más de 500 años, el cacique Moctezuma presentó el Xoclatl a Hernán Cortés, una bebida hecha con agua fría y semillas de cacao tostadas y molidas. La bebida era aromática, agradable y amarga, muy apreciada como reconstituyente que daba fuerza a las personas que la tomaban.

Hernán Cortés envió los granos de cacao y la receta al Rey Carlos V. (Quinto) Veinte años más tarde, los españoles cambiaron la receta, añadiendo azúcar y calentando los ingredientes para mejorar el sabor.

En 1828, se inventó la prensa del cacao para extraer la manteca de cacao. Más tarde en 1879, los suizos desarrollaron el chocolate con leche y el chocolate sólido.

Así surgió la industria del chocolate que fue prosperando hasta convertirlo en la mejor golosina del mundo, que ha llevado a diferentes países a fabricar el chocolate, confites, pasta de cacao, manteca, polvo de cacao y cosméticos. Esta demanda de la industria ha llevado a otros países a convertirse en productores de cacao.

Tomado de: cacaomovil.com

Más artículos
  • Historia del Cacao

    El árbol de cacao es originario de la Amazonia, América del Sur de donde se extendió a América Central. La historia del cacao se desarrolla en Centro América hace más…